Major Executive Speeches



Comentarios preparados para ser presentados por
Cassandra M. Chandler
Asistente del Director
Negociado Federal De Investigaciones
Graduación de la Academia de Ciudadanos
San Juan, Puerto Rico
16 de mayo de 2005

Buenas tardes. Gracias por invitarme a la Isla del Encanto.

Un día, un viejo jíbaro puertorriqueño llamó a sus hijos para llevar a cabo una reunión familiar. Le pidió a cada uno que tomara un palillo y lo pusiera al lado del palillo del hermano a su lado. El viejo tomó los palillos y los ató con una cuerda.

Entonces retó a cada hijo a que quebrara el puñado de palillos. Cada uno trató, pero no pudo quebrar el puñado de palillos. El jíbaro entonces los desató, le dio un palillo a cada hijo, y los retó a que lo quebraran. Cada uno quebró fácilmente un solo palillo.

El jíbaro dijo, " Ahora ven lo que quiero demostrar, hijos míos. Mientras se mantengan juntos y unidos, no se pueden quebrar. Pueden enfrentarse a todo y a todos. Pero separados son derrotados, destruídos."

Pensé que esta fábula era particularmente apropiada para la ceremonia de hoy. Como graduados de la Academia de Ciudadanos, son ahora parte de la familia del FBI. Son parte de un conjunto global--un equipo mundial--juntos en una meta común: mantener nuestras comunidades, nuestras familias y nuestros hijos seguros. "Actuando solos seremos vencidos. Unidos seremos invencibles."

Quiero dar gracias a todos por el tiempo y esfuerzo que le han dedicado a esta clase. Son los primeros graduados de la Academia de Ciudadanos. Felicitaciones. Estamos orgullosos de ustedes.

Durante dos meses han intercambiado prioridades y sacrificado su tiempo libre para aprender mas acerca del FBI. Pudieron haber tomado un paseo por una de las lindas playas de Puerto Rico, leído algunos capítulos de su libro favorito, o simplemente sentarse a descansar en el sofá después de un día pesado, pero no lo hicieron.

En vez, pasaron su tiempo con nosotros, cada jueves por la noche durante siete semanas. Dejaron el paseo por la playa para ver al equipo SWAT [Special Weapons and Tactics] [Armas y Tácticas Especiales] en acción. Cambiaron su novela favorita por protectores visuales y una ametralladora. Dejaron el sofá para ver al ERT [Evidence Response Team] [Equipo de Colección de Evidencia] recopilar evidencia en la escena del crimen. Pidieron que les habláramos del FBI, e hicimos lo posible para aclarar el "misterio" de nuestro trabajo diario para ayudarlos a entender lo que estamos haciendo para mantener a América segura.

Una de las cosas que han aprendido durante las últimas ocho semanas es que nuestro trabajo se ha convertido en un reto mas grande, a la vez que el crimen se ha tornado mas complejo, mas sofisticado, y mas peligroso. la transportación en jet, los teléfonos celulares, y el internet le han dado dimensiones internacionales a las amenazas criminales y terroristas. Estas amenazas están convergiendo en formas que no habíamos visto antes. Aquellas lineas que dividían el crimen organizado tradicional, el crimen de computadoras, el espionaje y el terrorismo, no solo se han tornado borrosas...se han desaparecido.

Desafortunadamente, el comercio y las comunidades son frecuentemente los blancos de estas amenazas. Para AlQaeda, los daños a una compañía o a una comunidad local es meramente una forma de hacerle daño a nuestra economía y debilitar la resolución de América. Para ellos, robarle la identidad a una persona o lo secretos comerciales de una compañía es simplemente una forma de financiar el próximo ataque terrorista.

El hecho es que el área de juego ha cambiado--y ha cambiado dramáticamente. La buena noticia es que el FBI también ha cambiado....y ustedes también.

Años atrás, las agencias de ley y orden y de inteligencia tendían a trabajar solos, guardándose para sí algo de información y conocimiento experto. Comercios, comunidades y ciudadanos se quedaban como espectadores, interesados pero alejados del trabajo diario de las agencias de ley y orden.

Esos días ya pasaron. Los ataques del 11 de septiembre nos enseñaron a todos una lección dolorosa: No podemos derrotar a nuestros enemigos estando solos. El único modo de derrotar las amenazas criminales y terroristas de hoy es uniéndonos y trabajando juntos.

Luego del 11 de septiembre, las agencias de ley y orden, el comercio y la comunidad se unieron...respondieron juntos.

Recuerden, fueron los miembros de las agencias de ley y orden, los bomberos y los trabajadores de la comunidad los que valientemente ayudaron a los que escaparon de edificios en llamas, y quienes de consolaron mutuamente en sus últimos momentos de vida. Fueron los miembros de las agencias de ley y orden, los bomberos, y la comunidad quienes corrieron a la escena para ayudar a desconocidos.

Fueron los miembros de las agencias de ley y orden, los bomberos, y los trabajadores de la comunidad quienes estuvieron allí hora tras hora, día tras día, para rescatar a los sobrevivientes y recuperar los restos.

Y fueron oficiales de muchas agencias de ley y orden diferentes, grandes y pequeñas, a través del mundo, quienes trabajaron sin descanso para tratar de resolver el rompecabezas del crimen mas horrendo de América.

En septiembre de 2003, el editor gerente de un periódico rumano escribió un editorial titulado "Oda a América," en el cual reflexionó sobre los eventos del 11 de septiembre.

Dijo, "La tragedia americana convirtió a 300 millones de personas en una mano sobre el corazón. Nadie se apresuró a vacías sus cuentas de banco. Nadie se apresuró a salir a las calles cercanas y mirar a su alrededor.

Los americanos voluntariamente donaron sangre y prestaron su ayuda. Después de los primeros momentos de pánico, izaron la bandera sobre las ruinas humeantes, y se pusieron camisetas, gorras y corbatas de los colores de la bandera nacional. Pusieron banderas en edificios y automóviles...[y] en cada ocasión comenzaron a cantar su canción tradicional, " God Bless América" [Dios Bendiga a América]...El espíritu de solidaridad de los americanos los convirtió en un coro. No, un coro no es la palabra, lo que se podía oír era la artillería pesada del alma americana."

El 11 de septiembre, una pequeña ganga de delincuentes terroristas trataron de convencernos que éramos débiles. Querían asustarnos--querían que nos derrumbáramos. En vez, nos enseñaron cuan fuertes en realidad somos.

El 11 de septiembre nos obligo a mirar nuevamente al mundo a nuestro alrededor. El mundo no cambió en el momento que los aviones se tornaron es misiles; cambiamos nosotros. Nos dimos verdadera cuenta de las circunstancias, influencias y personajes alrededor del mundo que amenazan nuestra seguridad nacional. También nos dimos verdadera cuenta del poder de las afiliaciones, de la unidad, de la familia, de estar unidos.

Hoy compartimos información, tecnología, y técnicas investigativas con las agencias de ley y orden y de inteligencia a través de la nación y alrededor del mundo. Estamos derrumbando aquellas murallas que una vez nos dividían. Estamos colaborando co nuevos afiliados en nuevas formas.

Estamos trabajando con el comercio y con organizaciones cívicas y con individuos como ustedes a diario, para responder a sus inquietudes y decirles lo que estamos haciendo para protegerlos.

Durante los últimos tres años hemos estado unidos como un solo equipo. Las agencias de ley y orden; los gobiernos: federal, estatal y local; el comercio; comunidades e individuos--trabajando juntos.

La Academia de Ciudadanos es un buen ejemplo de como nos convertimos en equipo. A través de esta Academia, ustedes nos están ayudando a crear mas dedicación en los ciudadanos, y obtener el apoyo de la comunidad. Ustedes están ayudando a construir un puente entre las agencias de ley y orden y la comunidad. Al trabajar co nosotros, han mejorado nuestra habilidad de protegeros, y han hecho a San Juan un sitio mas seguro para vivir.

Anoche traté de oír los coquís. Sé que estas pequeñas ranitas de árbol son uno de los símbolos nacionales de Puerto Rico, y quise disfrutar de un poquito de música.

Empecé a pensar en los coquís, y en el efecto que tienen en los residentes, así como en los visitantes. Un coquí, solo, produce un lindo sonido, pero es muy suave y difícil de oír, a no ser que se esté muy cerca. Diez coquís, juntos, producen el miso bello sonido, pero el efecto es multiplicado, llega mucho mas lejos. Piensen en cien coquís..un coro entero...cantando juntos en la noche. Piensen cual sería el efecto de su música en la gente que se detendría a escuchar.

Podemos mirar nuestra afiliación de la misma manera. Una persona, una agencia de ley y orden o de inteligencia, un grupo comunitario trabajando solo para combatir el crimen y el terrorismo puede ser poderoso. Pero todos nosotros, trabajando juntos--unidos como una familia ' agencias de inteligencia; oficiales policiacos federales, locales e internacionales; líderes del comercio y de la comunidad; maestros de escuela y padres--somos una gran fuerza con quien contar.

Como graduados de la Academia de Ciudadanos, se han integrado a la familia del FBI. Pero recuer4den que este es solo el comienzo. Nuestro esfuerzo en equipo no se puede detener una vez salgan de esta habitación. Deben continuar actuando como embajadores del FBI, ayudando a la comunidad a entender el trabajo que estamos haciendo, y manteniéndonos informados acerca de como los podemos servir mejor. Ustedes tienen que ser los ojos y los oídos de las agencias de ley y orden...y los guardianes a tiempo completo de la libertas, la justicia y la democracia. Ustedes deben mantener su dedicación a nuestra familia.

Sin familia, somos un palillo aislado, fácilmente roto. Juntos somos ese puñado de palillos que no se puede quebrar. Un equipo que no se puede dividir. Juntos somos una familia global que es fuerte, inflexible, inquebrantable. Juntos somos invencibles. Unidos seremos invencibles.

Gracias. Felicitaciones y bienvenidos a la familia.