Press Release

For Immediate Release
August 09, 2006

Washington D.C.
FBI National Press Office
(202) 324-3691

EL FBI RESPONDE AL INFORME DE LA OFICINA DEL INSPECTOR GENERAL [OFFICE OF THE INSPECTOR GENERAL –OIG] ACERCA DE LAS CIRCUMSTANCIAS QUE MEDIARON DURANTE EL INTENTO POR CAPTURAR A FILIBERTO OJEDA RIOS  

Washington, D. C. – El FBI respondió hoy a la publicación del informe de la Oficina del Inspector General titulado, “Una Revisión del Incidente de Disparos en el cual Estuvieron Involucrados el Negociado Federal de Investigaciones y Filiberto Ojeda Ríos en Septiembre de 2005.”

La investigación de la OIG se llevó a cabo a petición del Director del FBI luego de que la prensa, así como algunos funcionarios públicos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, plantearon interrogantes acerca de las circunstancias que mediaron durante el operativo de arresto del FBI y la muerte del fugitivo Filiberto Ojeda Ríos. Al solicitar la investigación a la OIG, el FBI buscó la mayor transparencia posible y apertura al escrutinio externo.

Ojeda Ríos fue el líder de “Los Macheteros,” una organización violenta puertorriqueña, que se auto responsabilizó por la comisión de asesinatos, explosiones de bombas, y robosa través de la Isla de Puerto Rico y los Estados Unidos.Los Macheteros reclamaron el asesinato de un policía en Naguabo, Puerto Rico, en agosto de 1978 y la muerte en Puerto Rico de marinos de la Marina de los Estados Unidos en 1979 y 1982. En 1985, Ojeda Ríos fue arrestado por su participación en el robo de la Wells Fargo en West Hartford, Connecticut. Durante el arresto de 1985, Ojeda Ríos le disparó a agentes del FBI, hiriendo a uno de ellos de gravedad. Ojeda Ríos fue convicto en 1992 por cargos federales con relación a este robo, mientras era un fugitivo federal. La meta de esta organización, hecha pública por Los Macheteros, es obtener la independencia de Puerto Rico a través de la lucha armada en contra del gobierno de los Estados Unidos.

En su extenso informe, la OIG confirmó la secuencia de eventos que los oficiales del FBI describieron después del incidente. La OIG llegó a la conclusión de queOjeda Ríos inició el tiroteo y abrió fuego contra los agentes del FBI mientras éstos intentaban entrar a la residencia. Ojeda Ríos disparó 19 balas, 8 de las cuales alcanzaron a agentes del FBI. Un agente fue herido de gravedad en el abdomen. Los agentes, miembros del especializado Equipo de Rescate de Rehenes [Hostage Rescue Team – HRT], devolvieron entonces el fuego. La OIG determinó que los agentes devolvieron el fuego justificadamente y que el uso de fuerza por los agentes en el operativo de Ojeda Ríos, incluyendo el tiro que mató a Ojeda Ríos, no violó la Política de Fuerza Letal del Departamento de Justicia del los Estados Unidos. Esta política establece que oficiales de ley y orden del Departamento pueden utilizar fuerza letal cuando el oficial “tiene una creencia razonable de que el sujeto de tal fuerza representa un peligro inminente de causar muerte o daño físico serio al oficial o a otra persona.” La OIG también llegó a la conclusión de que la demora en entrar a la casa de Ojeda Ríos después que Ojeda Ríos fue alcanzado por una bala estuvo basada en una preocupación legítima por la seguridad de los agentes.

Es importante señalar que los hallazgos de la OIG fueron basados, en parte, en el trabajo del Instituto de Ciencias Forenses de Puerto Rico, el cual asumió el rol principal en procesar la escena y llevar a cabo los análisis forenses en el caso de Ojeda Ríos. Luego del incidente, el FBI le cedió al Instituto el análisis forense para evitar alegaciones de que el FBI había manipulado la escena. Los hallazgos del Instituto estuvieron basados completamente en la evidencia física; el Instituto no tenía conocimiento del contenido de las declaraciones de los agentes a la OIG.

Aunque la planificación y preparación cuidadosa es parte de cada escenario de arresto llevado a cabo por el FBI, desafortunadamente los incidentes de disparos surgen a veces debido a la naturaleza de la misión del FBI. Después de cualquier incidente donde se han hecho disparos hay lecciones importantes que aprender, y el informe de la OIG contribuirá significativamente a entender este caso mejor y en la planificación de futuros operativos.

El informe establece una serie de recomendaciones, mayormente con relación al operativo de arresto de Ojeda Ríos, las cuales serán revisadas y consideradas cuidadosamente. El FBI reconoce la importancia de incrementar la comunicación y coordinación entre la Oficina Central del FBI, el HRT y nuestras oficinas de campo durante operaciones significativas de esta naturaleza. Agradecemos el informe de la OIG sobre este incidente.



| Press Releases | FBI Home Page |